viernes, 27 de enero de 2012

El reparto de África

En febrero de 1885 se celebró en Berlin una Conferencia Internacional convocada por Gran Bretaña y Francia y organizada por la Alemania del canciller Otto von Bismarck. La finalidad de este encuentro internacional era poner fin a los crecientes conflictos que la presencia de los europeos en África estaban ocasionando. 

Desde que Leopoldo II de Bélgica promoviera la expedición de Henry Morton Stanley (1774-1778) por el Congo y creara la Asociación Internacional del Congo, con el objeto de explotar los recursos naturales de esta zona, convirtiendo esta región en una propiedad privada del monarca belga, otros países europeos decidieron también enviar expediciones científicas, que en el fondo buscaban crear sus propias áreas de influencia en África.

Esta abierta carrera por ocupar, controlar y explotar los recursos africanos generó tensiones y recelos que trataron de dirimirse en la conferencia de Berlin.

En el siguiente mapa podéis observar la configuración territorial de África en 1880, cuando todavía constituía un territorio con una escasa presencia europea.

A continuación podéis observar el mapa de África pocas décadas después, a la altura de 1914, cuando constituía un territorio totalmente ocupado por las potencias europeas. Sólo Abisinia y Liberia constituían unos pequeños estados independientes.


Dos fueron los principales conflictos que enfrentaron a las potencias europeas en el contexto de la expansión imperialista del siglo XIX: la guerra de los boers y el incidente de Fashoda